Para el año 2023 el mundo podría enfrentar un desastre financiero comparable con la crisis de 2008-2009 debido a los problemas acumulados durante los últimos 18 meses de la pandemia de coronavirus, según se desprende de un nuevo informe del Banco Central de Rusia.

Según la institución, la economía mundial podría entrar en un escenario de crisis debido tanto al aumento de la deuda global de los países como al creciente número de empresas con débil solvencia financiera.

Los bancos rusos casi duplicaron sus ingresos netos en lo que va de 2021

Los bancos rusos casi duplicaron sus ingresos netos en lo que va de 2021

El informe, titulado «Las principales directrices de la política monetaria estatal unificada para 2022 y el período 2023 y 2024», contiene cuatro escenarios separados para el futuro cercano, desarrollados por el banco.

De acuerdo con su ‘escenario de base’ para este periodo, se evita una recesión a medida que los países logran sus objetivos de vacunas y las economías desarrolladas avanzan hacia la normalización de la política monetaria.  

Sin embargo, los otros tres escenarios posibles pintan un panorama más sombrío. En marco de uno de ellos, titulado ‘intensificación de la pandemia’, la actual situación con coronavirus se agrava significativamente provocando un colapso económico a nivel mundial.

En el escenario nombrado ‘inflación global’, la pandemia se ralentiza, pero los problemas acumulados deterioran considerablemente la situación económica provocando un aumento de la inflación.

El último, titulado ‘crisis financiera’, ilustra los riesgos asociados con un aumento significativo de la carga de la deuda en la economía mundial debido a la pandemia. Este escenario muestra una dinámica inestable en los mercados financieros que genera una falta de confianza en los inversores. Este es el peor de los tres escenarios negativos, sostiene el banco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí