Una nueva investigación determinó que peces jóvenes pueden ser atraídos a los arrecifes de coral degradados. Esto gracias a altavoces que reproducen los sonidos de aquellos que están en buen estado.

El estudio, liderado por profesionales británicos y australianos, y que fue publicado en la prestigiosa revista Nature, indica que este «enriquecimiento acústico» podría ser una herramienta valiosa para ayudar a restaurar los arrecifes de coral dañados. NOTICIA RELACIONADA Australia reduce perspectivas de la Gran Barrera de Coral a «muy malas» a causa del cambio climático Los expertos colocaron altavoces submarinos en la Gran Barrera de Coral de Australia.

Específicamente, en zonas de coral muerto. Ahí, emitieron sonidos de grabaciones de arrecifes saludes y descubrieron que el doble de peces llegaron y se quedaron, en comparación con zonas equivalentes donde no se escuchó ningún sonido.

El autor principal de la investigación, Tim Gordon, de la Universidad de Exeter, dijo que «los peces son cruciales para que los arrecifes de coral funcionen como ecosistemas saludables». «El aumento de las poblaciones de peces de esta manera podría ayudar a iniciar los procesos de recuperación natural, contrarrestando el daño que estamos viendo en muchos arrecifes de coral en todo el mundo», añadió.

Esta técnica trabaja regenerando los sonidos que se pierden cuando los arrecifes se degradan. «Los arrecifes de coral saludables son lugares notablemente ruidosos. El crujido del camarón, los gritos y gruñido de peces se combinan para formar un deslumbrante paisaje biológico», explicó el profesor Steve Simpson, quien también es autor del estudio.

«Los peces juveniles se concentran en estos sonidos cuando buscan un lugar para establecerse», agregó. De esta manera, los científicos esperan darle una nueva vida a aquellos corales que se encuentran dañados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí