Panamá, 19 dic (Prensa Latina) La espiral ascendente de la Covid-19 en Panamá desde finales de noviembre, tuvo su peor día en la semana que concluye hoy, al registrar el jueves tres mil 348 nuevos contagios y 42 fallecidos.
Pero estas cifras récords, sin precedentes en nueve meses de pandemia, no fueron las únicas que dispararon las alarmas, sino también la de ingresos, particularmente en las unidades de cuidados intensivos, donde apenas hay camas disponibles para nuevos pacientes.

Al respecto, la directora nacional de Provisión del Ministerio de Salud, Yelkis Gill, aseguró que ‘el sistema de salud está en un punto crítico’, en referencia a la situación que presentan los hospitales en cuanto a capacidades debido al incremento de casos.

La víspera, la doctora detalló el trabajo realizado en varios nosocomios del país, incluso del interior, para incorporar camas, habilitar salas y hasta otros espacios como cafeterías y gimnasios para la atención de enfermos moderados.

Ante esta crítica situación y la necesidad de especialistas, escasos actualmente en la nación istmeña, el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, anunció el martes pasado la contratación de médicos extranjeros de Estados Unidos, México, Venezuela, Colombia y Cuba.

Informó, además, que como parte de las nuevas medidas para contener el avance de la enfermedad se implementará la cuarentena total del 24 al 28 de diciembre y del 31 de este mes al 4 de enero próximo, mientras que desde ayer rige toque de queda y ley seca desde las 19:00 hasta las 05:00, hora local.

También se conoció que a partir del lunes venidero y hasta el 4 de enero entrará en vigor la restricción de movimiento por género en días alternos, solo para las compras.

Entre las medidas sobresalen otras como la instalación de cercos sanitarios en varios puntos del territorio nacional del 23 de diciembre al 4 de enero y la prohibición de acceso a playas, ríos, balnearios, piscinas y áreas sociales de edificios y condominios.

La lista de prohibiciones contempla las actividades que generan aglomeraciones en lugares públicos, comerciales y de otra índole, en tanto las reuniones laborales no podrán exceder de 10 personas y los supermercados solo admitirán un miembro por familia, precisó Sucre.

Indicó que las instituciones públicas funcionarán con la mitad de sus empleados, quienes alternarán su asistencia; mientras que continúan abiertas las fronteras terrestres, áreas y marítimas bajo estrictas medidas de bioseguridad.

En las últimas 24 horas, Panamá reportó tres mil 15 casos positivos de Covid-19 para un acumulado de 206 mil 310; 23 muertes, las cuales suman en total tres mil 504, y mil 672 hospitalizados, de ellos 182 en cuidados intensivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí