El temor de muchos neoyorquinos de que la ciudad vuelva a tener cierres nuevamente, como los que se dieron desde marzo pasado, cuando se declaró la pandemia del COVID-19 en los cinco condados que ha dejado 266,574 contagios y 59,750 muertes, está a punto de ser una realidad. Y con el aumento sostenido de contagios, que este viernes se situó en el 3.09%, con un promedio de 2.83% para los últimos 7 días, las escuelas de la Gran Manzana pudieran verse obligadas a cerrar a partir de este lunes.

Así lo anunció el alcalde Bill de Blasio, tras asegurar que si el fin de semana continúan subiendo los contagios de COVID-19, hará el anuncio oficial, por lo que pidió desde ya a los padres de familia que tengan listo un plan por si el cierre de escuelas se hace inminente.

“Dijimos que sí (los contagios) superaban el 3 por ciento en el promedio móvil de siete días, cerraríamos las escuelas temporalmente. Pero quiero enfatizar que es temporalmente. Si llegamos a ese punto, entonces el objetivo es traerlos de regreso lo más rápido posible”, dijo el alcalde, advirtiendo que por lo menos todo este mes estarían clausuradas las clases presenciales y los estudiantes afectados tendrían clases remoto.

“(De ser así) el fin de semana, avisaremos inmediatamente a los padres de que las escuelas cerrarían, en ese caso el lunes. Entonces, la gente debe prepararse (…) esto no es algo con lo que ningún padre quisiera tener que lidiar, pero debemos prepararnos y los padres deben tener un plan para el resto del mes de noviembre”, destacó De Blasio. “Creo que esa es la manera segura de pensarlo, tener un plan alternativo para comenzar tan pronto como el lunes para cualquier cosa que los ayude a pasar este mes si la escuela no está abierta”.

A pesar de ello, el mandatario aclaró que aquellos estudiantes de pre-escolar que toman clases en organizaciones comunitarias y no en planteles públicos, no se verán afectados con el cierre de las escuelas ni tampoco el plan de guardería lanzado con la reapertura de las clases presenciales.

“Estas organizaciones comunitarias seguirán abiertas. Incluso si vamos más allá del tres por ciento. Nuestro programa Learning Bridges, que es el programa de cuidado infantil que se ofrece de forma gratuita, permanecerá abierto y se dará prioridad a los trabajadores esenciales”, explicó De Blasio. “Hay opciones que estarán disponibles si llegamos a ese punto, pero quiero instar a los padres a tener un plan listo que puedan poner en vigencia el lunes. Y haremos una actualización: proporcionaremos una actualización a la gente (el sábado) por la mañana, tan pronto como lleguen los indicadores, y el domingo por la mañana, tan pronto como entren, para que la gente sepa dónde estamos”.

De Blasio se mostró confiado de que la ciudad pueda frenar el virus y que, de cerrarse las escuelas, pronto vuelvan a reabrirse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí