Un gigantesco buque portacontenedores encalló en el Canal de Suez debido a una ráfaga de viento, anunció este miércoles la compañía marítima que lo opera, y el tráfico marítimo se detuvo en una de las rutas comerciales más transitadas del mundo.

El tráfico en la estrecha vía fluvial que divide África continental de la península del Sinaí se detuvo el martes después de que el MV Ever Given, un buque portacontenedores con bandera de Panamá con un propietario registrado en Japón, se atascara.

El portacontenedores encalló accidentalmente, probablemente después de ser golpeado por una ráfaga de viento”, declaró a la AFP la compañía Evergreen Marine Corp.

La empresa está en contacto “con las partes interesadas, incluida la Autoridad que administra el canal, para ayudar al barco lo antes posible”, dijo.

Según la agencia Bloombergtras el incidente más de 100 barcos están esperando para poder pasar por el Canal de Suez.

Un funcionario egipcio que habló con AP bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a informar a la prensa también atribuyó el incidente al fuerte viento en la zona. La región sufrió vendavales y una tormenta de arena el martes, con vientos de hasta 50 kilómetros (31 millas) por hora, según meteorólogos egipcios.

“Hubo un incidente de encallamiento”, afirmó a Bloomberg Alok Roy, director de BSM Hong Kong, que administra al “Ever Given”.

El hecho pone momentáneamente en aprietos parte del comercio mundial, ya que es una de las principales vías de comercio que une a Europa con Asia, y que evita que los barcos tengan que rodear el continente africano.

El canal tiene 190 kilómetros de largo, 24 metros de profundidad y 205 metros de ancho. Por su parte, el barco, de 400 metros de largo, 59 metros de ancho y que puede transportar hasta 20.000 contenedores, tenía como destino Rotterdam en los Países Bajos.

Aún no está del todo claro qué causó que Ever Given girara de lado en el canal. GAC, una empresa global de transporte y logística, dijo que Ever Given sufrió “un apagón mientras transitaba en dirección norte”, sin dar más detalles.

Un funcionario egipcio indicó que las remolcadoras intentarían reflotar el barco, una operación que llevaría al menos dos días. El buque quedó varado unos 6 kilómetros al norte del acceso sur del canal, cerca de la ciudad de Suez, en una zona del canal que es de vía única.

Eso podría tener un gran efecto dominó en el tráfico de mercancías entre el Mar Mediterráneo y el Mar Rojo, advirtió Salvatore R. Mercogliano, exmarino mercante y profesor asociado de historia en la Universidad Campbell de Carolina del Norte.

Consultado por el Financial Times (FT)Samir Madani de TankerTrackers dijo que alrededor de 10 millones de barriles crudo habían retrocedido cerca de las entradas norte y sur de los canales.

“El canal es un cuello de botella clave para el comercio mundial”, dijo Madani a FT. “Si pueden liberar el buque rápidamente, el impacto se minimizará, pero cualquier bloqueo prolongado tendría graves consecuencias, desde afectar los precios del petróleo y las tarifas de envío hasta obligar a los buques portacontenedores a tomar la ruta mucho más larga alrededor de África”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí