De nuevo el gobernador Andrew Cuomo y el alcalde Bill de Blasio ofrecen información separada y confusa en temas de suprema importancia.

Aún siendo ambos del mismo partido Demócrata, que gobierna casi sin oposición en todo Nueva York, estas dos principales autoridades regionales no logran mantener una comunicación fluida y están realizando conferencias diarias de prensa por separado.

El último capítulo de la desinformación se vivió hoy, cuando temprano el alcalde anunció que las escuelas públicas de NYC no reabrirían por el resto de este año lectivo, es decir, por lo menos hasta septiembre.

Apenas dos horas después, el gobernador Cuomo frenó el anuncio, declarando que De Blasio no tiene la autoridad para decidir eso.

El alcalde “No las cerró y no puede abrirlas”, dijo Cuomo sobre la potestad operativa de las escuelas. “Es mi autoridad legal en esta situación”.

Y añadió que cualquier decisión sobre el asunto no se tomará pronto. “No se decidirá en los próximos días, porque no lo sabemos”, dijo durante su sesión informativa diaria en Albany.

“No puedo decir cómo será junio. No puedo decir cómo se verá mayo. Pero puedo decir que (la vuelta escolar) será una decisión metropolitana”, continuó. “Y se coordinará con la decisión comercial”.

La portavoz de De Blasio, Freddi Goldstein, respondió rápidamente en Twitter y dijo que la respuesta de Cuomo “recuerda a cómo reaccionó cuando el alcalde pidió que se declarara la cuarentena”.

“Teníamos razón en ese momento y ahora. Las escuelas permanecerán cerradas”, agregó la vocera.

El sindicato de docentes dijo que apoyaba el anuncio del alcalde. “Mantener cerrados los edificios escolares es la decisión correcta, independientemente de quién sea el responsable”, comentó en la cuenta oficial de la Federación Unida de Maestros (UFT), su presidente Michael Mulgrew, después de las declaraciones del gobernador.

Cuomo detalló que entendía la posición del alcalde, pero que la decisión es más grande que los cinco distritos “y se debe coordinar con toda la región metropolitana”, incluyendo los condados Nassau, Suffolk, Westchester y Rockland. Incluso podría incluirse a Nueva Jersey y Connecticut.

También dijo que la reapertura debe considerarse en el contexto de permitir que las empresas y negocios también vuelvan a abrir.

“No entiendo cómo iniciarías negocios en mayo, pero mantendrías las escuelas cerradas”, continuó, refiriéndose a los indicios de De Blasio de que algunas áreas comerciales podrían reabrir el próximo mes, dejando a muchas personas sin saber qué hacer con sus hijos, reseñó New York Post.

No han faltado las críticas para ambos funcionarios por este nuevo desencuentro. El presidente del condado de Brooklyn, Eric Adams, cuestionó el juego de poder de la pareja Demócrata.

“No tengo paciencia para pequeños intercambios en medio de una pandemia mortal”, comentó en Twitter, diciéndoles a ambos: “corten la tontería”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí