Varios miembros del Partido Demócrata proponen la retirada de las tropas estadounidenses de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos amparándose en la Ley de Colaboración Tensa presentada esta semana, tras la reciente decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo Plus (OPEP+) de recortar la producción en 2 millones de barriles diarios, informa The Washington Times.

«El drástico recorte de la producción de petróleo por parte de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos pese a las insinuaciones del presidente Biden a ambos países en los últimos meses es un acto hostil contra EE.UU. y una clara señal de que han elegido ponerse del lado de Rusia en su guerra contra Ucrania», reza un comunicado de los legisladores demócratas Tom Malinowski, Sean Casten y Susan Wild.

Además de las tropas, los funcionarios quieren retirar también de los dos países los sistemas antimisiles estadounidenses, como el Patriot y el sistema del Terminal de Defensa Aérea a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés).

Imagen ilustrativa

El Kremlin comenta la decisión de la OPEP+ de recortar la producción de petróleo

De acuerdo con ellos, Riad y Abu Dabi aprovechan la presencia militar de las fuerzas estadounidenses para proteger sus yacimientos petrolíferos, pero tras el anuncio del recorte de producción, ofrecerles protección no está entre los intereses de Washington. «No vemos ninguna razón por la que las tropas y los contratistas estadounidenses deban seguir prestando este servicio a países que están trabajando activamente contra nosotros», afirman.

«Si Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos quieren ayudar a Putin, deberían buscar su defensa», concluyeron.

Durante una reunión de la OPEP+ celebrada este miércoles en Viena, los miembros acordaron un profundo recorte de su objetivo de producción, frenando la oferta en un mercado ya ajustado, a pesar de la presión de Washington para extraer más.

Varios expertos sostienen que este paso supondría un golpe para la Administración del presidente estadounidense ya que provocaría un aumento significativo del precio de la gasolina en EE.UU.

Por su parte, el secretario general de la organización, Haitham al Ghais indicó que no están «poniendo en peligro los mercados energéticos», sino «proporcionando seguridad y estabilidad a los mercados energéticos». «Todo tiene un precio. La seguridad energética también tiene un precio», afirmó en una rueda de prensa celebrada tras la reunión del grupo de países petroleros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí