Lufthansa, una de las compañías de aviación más grandes de Europa, ha confirmado que realizó 18.000 vuelos sin pasajeros solo para mantener sus derechos de despegue y aterrizaje en algunos de los principales aeropuertos, como asegura la web de noticias belga The Bulletin.

Básicamente, antes de la pandemia, la Unión Europea exigía a cualquier aerolínea que utilizase al menos el 80% de sus franjas programadas de despegue y aterrizaje en los principales aeropuertos para mantener el derecho a seguir volando desde (y hacia) esos aeropuertos.

Durante la pandemia, ese número se redujo hasta el 50%, pero aún así ha sido complicado para muchas aerolíneas alcanzar esa cuota, ya que la gente no estaba muy interesada en todo eso de “viajar”.

Ante esa situación, el Grupo Lufthansa todavía tenía problemas para alcanzar esa cuota y podía perder los derechos de uso sobre ciertos aeropuertos, por lo que decidió hacer algo. Ese “algo” resultó ser fletar hasta 18.000 vuelos vacíos (o casi vacíos), ya que no existía ningún requisito sobre cuántas personas debían viajar durante estas franjas reservadas.

Related Stories

Los derechos de los pasajeros de aerolíneas que todos deberían conocerEl reboot de El príncipe de Bel-Air no es como te lo habrías imaginadoLa escasez de chips lleva a Canon a vender cartuchos de tinta sin DRM (y a explicar cómo eludirlo)

No hace falta ser un experto para comprender el coste que tiene eso sobre el medio ambiente. Un avión emite aproximadamente 18 kg de dióxido de carbono por cada kilómetro de vuelo. No sabemos cuando duraron todos esos vuelos vacíos, pero en resumidas cuentas: se desperdiciaron muchos recursos solo para mantenerse al día con una regulación obsoleta que no se adecuó correctamente a la pandemia.

Según The Bulletin, el ministro de movilidad de Bélgica, Georges Gilkinet, ha escrito a la comisaria europea de transporte, Adina Valean, para exigir cambios sobre estas regulaciones.

Antes estas regulaciones podían tener cierto sentido, ya que impedían a las aerolíneas cancelar centenares de vuelos por capricho, ya que si lo hacían, se enfrentaban a este tipo de repercusiones. Pero con la situación actual, estas las reglas carecen ya de sentido y son tremendamente dañinas para el medio ambiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí