Este sábado, una masiva protesta ha tenido lugar en el centro histórico de Ciudad de Guatemala después de que el Congreso aprobara el miércoles el presupuesto del Estado para 2021, que prevé una gran deuda pública. Con su entrada en vigor cada guatemalteco deberá 1.690 dólares.

Los manifestantes exigen que el presidente del país, Alejandro Giammatei, vete el presupuesto para el año que viene, aprobado por los parlamentarios, y renuncie tal y como le propuso el vicepresidente Guillermo Castillo.

Un grupo de activistas irrumpió dentro del Palacio Legislativo y prendió fuego al edificio. Según detalla la prensa guatemalteca, estaban armados con piedras, palos y bates.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí