Luego de días de debates virtual -y tras la oposición inicial de México- los principales países productores de petróleo del mundo llegaron este domingo a un acuerdo para recortar la producción a nivel global.

A partir del próximo 1 de mayo,los estados miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y aliados (OPEP+) reducirán la producción mundial de crudo en aproximadamente un 10%, el mayor recorte en la historia del grupo.

La reducción se planteó tras una abrupta caída en la demanda causada por la crisis que generó el coronavirus y una guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia.

Aunque la OPEP no ha confirmado los detalles del acuerdo, varios estados miembros del grupo informaron que incluirá un corte de 9,7 millones de barriles por día (bpd).

¿A qué se debe?

Se estima que la demanda mundial de petróleo ha disminuido en un tercio a nivel global, ya que más de 3.000 millones de personas están encerradas en sus hogares debido al brote de coronavirus.

Como resultado, los precios del petróleo se desplomaron a un nivel no visto en casi dos décadas, luego de que la OPEP+ falló en acordar los recortes.

Las conversaciones se complicaron por los desacuerdos entre Rusia y Arabia Saudita, que iniciaron una guerra de precios.

Pero el 2 de abril el valor del crudo aumentó después de que Trump señalara que esperaba que los dos países pusieran fin a la disputa.

Mohamed Bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudita, junto a Donald Trump.
Image captionMohamed Bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudita, ha establecido una relación cercana con Donald Trump.

Los detalles iniciales del acuerdo, descritos por la OPEP + el jueves, habrían visto al grupo y sus aliados recortar 10 millones de barriles por día o el 10% del suministro global a partir del 1 de mayo.

Se esperaba que otros cinco millones de barriles fueran cortados por otras naciones fuera del grupo, como Estados Unidos, Canadá, Brasil y Noruega.

De acuerdo con el plan, los recortes se reducirían a ocho millones de barriles por día entre julio y diciembre.

Luego serían pasarían a seis millones de barriles entre enero de 2021 y abril de 2022.

Sin embargo, México rechazó el proyecto.

¿Por qué México cambió de opinión?

Tras más de diez horas de conferencia la pasada semana, la secretaria de Energía mexicana, Rocío Nahle, se negó a aceptar la petición de que su país redujera la producción en 400.000 barriles por día -después fue rebajada a 350.000- y limitó su contraoferta a 100.000 barriles.

Pero tras el acuerdo fallido, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que Trump le llamó en la noche del jueves para preguntarle por qué no había aceptado.

Tras la conversación, EE.UU. aceptó reducir otros 250.000 barriles de su producción para asumir los recortes que México no quiso hacer, y que ascendían al 23% de su producción total.

«Nosotros nos sostuvimos hasta el final, porque nos ha costado mucho esfuerzo aumentar la producción», justificó el presidente mexicano, quien insistió en que fue un «rotundo fracaso» que gobiernos anteriores la dejaran caer «durante 14 años consecutivos».

AMLO confío en el buen resultado del acuerdo alcanzado. «Se espera que con esto aumente el precio del petróleo crudo y que esto compense, pero sobre todo se ayuda a estabilizar la economía, los mercados, y consideramos de mucha utilidad. México está aportando».

Trump confirmó su trato con México horas después, pero subrayó que será una especie de préstamo y que aún no está aprobado.

«Ellos nos lo reembolsarán luego, cuando estén listos», dijo a la vez que destacó la buena relación con México por su trabajo conjunto en la frontera para frenar la entrada de migrantes indocumentados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí