Hace unos 23 millones de años, según una reciente investigación, la temperatura de las aguas de mar entre Valparaíso y Chiloé debió haber sido cinco grados más cálida de lo que es actualmente.

Esta condición habría permitido mayor diversidad que la registrada actualmente. El estudio, que sometió a análisis fósiles de dientes y placas de peces hallados en tres distintas sitios de la costa chilena, permitió el hallazgo de una nueva especie, ahora extintas, de tiburones exóticos.

En la realización del informe participaron académicos de la U. Austral, U. de Viena y U. de Manchester.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí