La Secretaría General del Sínodo de los Obispos amplió la primera fase del proceso sinodal, que consiste en las consultas a nivel diocesano, hasta agosto de 2022.

Así lo indicó el Vaticano este 29 de octubre en un comunicado oficial de la Secretaría del Sínodo.

Según la nota oficial, el Consejo Ordinario del Sínodo de los Obispos decidió prorrogar hasta el 15 de agosto de 2022 “el plazo para la presentación de los resúmenes de las consultas por parte de las conferencias episcopales, las Iglesias Orientales Católicas sui iuris y los demás organismos eclesiales”, debido a que han recibido numerosas peticiones para ampliar “la duración de la primera fase del proceso sinodal para dar una mayor oportunidad al pueblo de Dios de tener una auténtica experiencia de escucha y diálogo”.

La próxima Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos con el tema “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión” estaba prevista para el mes de octubre de 2022, pero se realizará un año después, en octubre de 2023.

El motivo es porque la preparación a la asamblea sinodal está compuesta por tres fases.

La primera etapa es la fase “diocesana”, que comenzó en octubre de 2021 y tiene por objetivo “la consulta del Pueblo de Dios con la finalidad que el proceso sinodal se realice en la escucha de la totalidad de los bautizados, sujetos del sensu fidei infalible in credendo”.

Inicialmente, estaba previsto que esta primera fase concluyera en abril de 2022, pero la fecha límite cambió para agosto de 2022.

El resultado de la consulta se enviará a la Secretaría General del Sínodo que redactará un primer Instrumentum laboris.

La segunda etapa será una “fase continental” de septiembre de 2022 a marzo de 2023 en que la Secretaría General pide “dialogar a nivel continental sobre el testo del primer Instrumentum laboris, realizando un ulterior acto de discernimiento a la luz de las particularidades culturales específicas de cada continente”.

Cada reunión internacional nombrará un responsable que estará en contacto con la secretaría, que redactará un segundo Instrumentum laboris antes de junio de 2023.

Por último, la tercera fase será la de “la Iglesia universal” en la cual, la Secretaría General del Sínodo enviará a los participantes de la asamblea sinodal el texto del segundo Instrumentum laboris. Los padres sinodales se reunirán en el Vaticano en octubre de 2023.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí